En ocasiones procuramos un almuerzo o cena más rápida y explotar las virtudes de las verduras. Para comerlas de una manera diferente un budín de verduras puede ser la solución en el momento en que poseemos unos vegetales cocidos demás en el frigorífico. Esta es una receta que la puedes llevar a cabo más ligera con espinacas y acelgas. 

Para la receta de el día de hoy usaremos el horno, es conveniente precalentarlo a una temperatura de 180 grados C o 350 grados F, para explotar el tiempo deja listo el molde donde va a ir el budín, con algo de materia grasa y harina (es conveniente que siempre y en todo momento poseas un excedente de la harina que figure en todos y cada receta).

Temas



Apuesta Exitosa