El sindicato Ademys convocó un paro docente de 72 horas para este miércoles 17 de febrero, con el objetivo de manifestarse contra el inicio de clases presenciales de la Ciudad de Buenos Aires, entre otros reclamos. Sin embargo, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, desestimó la medida de fuerza gremial y consideró que «es un grupo pequeño que no representa a la mayoría».

«La decisión de Ademys fue en una asamblea de 400 docentes, es un grupo pequeño que grita muy fuerte pero no representa a la mayoría de los docentes», expresó Soledad Acuña en declaraciones con Radio Mitre, según consignó Télam. La medida convocada por el gremio está prevista para el miércoles, jueves y viernes de la semana próxima en la Ciudad de Buenos Aires, en coincidencia con el inicio del ciclo lectivo.

Por su parte, la secretaria gremial de Ademys, Amanda Martín, confirmó que, de hecho, participaron «más de 500 compañeros» en la asamblea del jueves donde se decidió implementar la medida de fuerza. Además, aclaró que, durante la reunión, analizaron «denuncias que dan cuenta del estado lamentable de las escuelas, no solo desde lo epidemiológico sino también desde lo educativo».

Cocina Diabetes

De todas formas, Soledad Acuña insistió en que en la Ciudad de Buenos Aires las escuelas «están en condiciones» para el regreso «cuidado» a la presencialidad. También remarcó que le llama «mucho la atención» que la titular de Ctera, Sonia Alessio, haya dicho que en el distrito no se están respetando los protocolos cuando en realidad «coinciden con el protocolo nacional».

Por último, la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires ratificó que las escuelas están «en condiciones para esta propuesta cuidada», para el inicio del ciclo lectivo el próximo miércoles 17 de febrero. «Tenemos centros específicos para testeo de docentes en la Ciudad y para personas sanas que permite identificar a los que tienen Covid y son asintomáticos», precisó sobre los protocolos de prevención.



Fuente

Apuesta Exitosa