La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, se refirió al regreso de las clases presenciales en la Localidad de Buenos Aires (CABA). La titular de la cartera didáctica elogió el comienzo de la presencialidad de los chicos en su distrito. Por su parte, se manifestó sobre el escándalo de las «vacunas VIP» en el Ministerio de Salud de la Nación. Acuña «repudió» todo lo sucedido con el Gobierno nacional, y aseguró que los «permisos» no tienen la posibilidad de estar sobre los «derechos».

La titular de la cartera de educación en Localidad de Buenos Aires se refirió al «Vacunatorio VIP» que desembocó en la renuncia del ministro de Salud, Ginés González García. «Como dirigente repudio esta clase de ocasiones en donde los permisos están sobre los derechos», señaló en un diálogo con Romina Manguel en FM Millenium. Acto seguido, la Ministra estimó que hay que apreciar el regreso a las clases presenciales en la Capital Federal y solicitó que «un tema no tape el otro, como nos encontramos familiarizados a que ocurra en Argentina».

En este contexto, le recordaron a Soledad Acuña que los gremios enseñantes pedían la vacunación para la vuelta a las academias. Frente esto, la Ministra estimó que ese pedido era un «condicionante político» y no se encontraba apoyado «en la prueba». «Pese a ello, nos sostuvimos firmes en que se podía (regresar a las salas) si se cumplía con todos y cada uno de los protocolos», apuntó la gobernante. «La indecisión de la pandemia no logró realizar base en la prueba, de esta manera no pasamos otro año sin las academias abiertas», resaltó.

Cocina Diabetes

La relevancia de la «presión popular»

Por su parte, la Ministra reconoció que la presencialidad podrían haber vuelto en el mes de agosto y que la «presión popular» fue primordial para el regreso se concretara el pasado miércoles. «Por mucho que hubiéramos tenido la convicción el año pasado y la resolución de regresar, si las familias no confiaban que era viable y preciso, no hubiera sido viable ese 17 de febrero», apuntó el día de hoy Soledad Acuña. En este marco, recordó que las clases tuvieron una presencialidad de cerca del 90 por ciento.

Para finalizar, se refirió a la «presión» que ejercitaron ciertos gremios enseñantes para evitar el regreso a la presencialidad en ese distrito. La Ministro volvió a insistir con el apunte de la asistencia de los estudiantes, en un 90 por ciento y aseguró que el 100 por ciento de las academias abrieron el pasado miércoles. «Esos -que impedían- tenían una intención política», señaló Soledad Acuña. Además de esto, desechó que estos «hayan causado que las academias estuviesen cerradas por un año».



Fuente

Apuesta Exitosa