Vélez Sarsfield y su dirigencia está en el centro de la polémica por una fiesta que realizó la barrabrava el miércoles por la noche, en el polideportivo de la entidad de Liniers, sin respetar ningún protocolo sanitario, y anoche el estadio José Amalfitani fue allanado en búsqueda de documentación.

El evento, que fue organizado por un grupo de la barrabrava velezana, se dio en simultáneo al partido que el equipo de Mauricio Pellegrino perdió con Banfield (2-3) en San Juan, por un lugar en la edición 2022 de la Copa Sudamericana.

Temas



Apuesta Exitosa