El embajador ruso en Washington se marchará el sábado, convocado por las autoridades rusas, después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, declarara que pensaba que su homólogo Vladimir Putin era «un asesino». La diplomacia rusa explicó que había llamado a consultas a su embajador en Washington Anatoly Antonov después de las declaraciones de Biden.

«En reuniones en el ministerio ruso de Relaciones Exteriores y en otros organismos, se analizarán las maneras de corregir la relación ruso-estadounidense actualmente en crisis», escribió en su página en Facebook la embajada rusa en Estados Unidos. Según la sede diplomática, las «declaraciones imprudentes de responsables estadounidenses corren el riesgo de provocar el colapso de relaciones ya de por sí conflictivas».

Cocina Diabetes

El presidente estadounidense dijo que pensaba que Putin era un «asesino» y aseguró que «va a pagar» por la injerencia rusa en las elecciones norteamericanas de 2016 y 2020. El Kremlin no reaccionó inmediatamente a estas afirmaciones. El hecho de llamar a consultas a su embajador es un hecho raro en la diplomacia rusa.

El presidente de la Cámara Baja rusa, Viacheslav Volodin, aseguró que Biden había «insultado» a todos los rusos y «atacado» a su país con estas declaraciones. Un vicepresidente de la Cámara Alta, Konstantín Kosachev, le pidió «explicaciones y disculpas», informó AFP.

El presidente estadounidense «claramente no quiere mejorar las relaciones» entre Moscú y Washington, dijo el jueves un portavoz del Kremlin. «Estas afirmaciones del presidente estadounidense son muy malas. Claramente no quiere mejorar las relaciones con nuestro país», dijo a la prensa el portavoz del Kremlin Dmitri Peskov. «Y vamos a partir de ese principio», agregó.



Fuente

Apuesta Exitosa