La comunidad Fb retiró el bloqueo de novedades en Australia una vez que el gobierno acordó enmendar la primera legislación mundial que ordena al enorme tecnológico y a Google plus a abonar a los editores locales. La medida fue impuesta por la compañía de Mark Zuckerberg el pasado 18 de febrero en contestación a un emprendimiento de ley para obligar a las interfaces a abonar por comunicar contenidos elaborados por los medios.

Entre las concesiones clave, el gobierno ha dicho el martes que tomaría presente los pactos comerciales que Google plus y Fb alcancen con las compañías de novedades antes de elegir si están sujetos a la ley, y que asimismo les avisaría con un mes de antelación. Las interfaces asimismo triunfaron mucho más tiempo para acordar con los editores antes de verse obligados a someterse a un arbitraje de oferta final como último recurso.

La legislación, que estimamos que es aprobada por el parlamento esta semana, convirtió a Australia en un campo de pruebas para la regulación de interfaces digitales, en tanto que las jurisdicciones de todo el planeta administran a los colosales de Silicon Valley. Mientras, Fb aseveró que las limitaciones para comunicar novedades se van a levantar «en los próximos días».

Cocina Diabetes

Al denegar el trueque de novedades, Fb apagó la primordial fuente de novedades para prácticamente uno de cada cinco australianos. Asimismo deshabilitó, de manera accidental, una secuencia de páginas gubernativos que contenían consejos de salud pública sobre el coronavirus, observaciones de la oficina meteorológica e inclusive el lugar de un hospital infantil. Según Bloomberg, el movimiento abrupto atrajo el escrutinio en todo el mundo en un instante en que los reguladores globales ahora están acentuando sus sacrificios para achicar la creciente predominación de la comunidad y otros colosos de la tecnología.

Exactamente la misma Fb, Google plus asimismo ha negociado fuertemente con el gobierno y el año pasado mencionó que cerraría su motor de búsqueda en Australia si se promulgaba la ley. Esa posición semeja haberse suavizado y, en los últimos días, la compañía llegó a pactos de manera sin dependencia para abonar a los editores australianos por las novedades, en vez de verse forzado a un arbitraje.

Ciertos vieron el acuerdo en Australia como una victoria para Fb, que probó su valor para los editores que luchan por acrecentar el tráfico. «La acción de Fb revela precisamente el valor que da a los sitios de novedades y esto va a tener una suma importancia en esas ‘negociaciones de buena fe’», aseguró Richard Windsor, exanalista de telecomunicaciones.



Fuente

Apuesta Exitosa