Sin dudas, Karina La Princesita fue una de las considerables personalidades del 2020. En su papel como jurado en el “Cantando 2020” donde compartió puesto con Moria Casán, Nacha Guevara y Oscar Mediavilla, la artista tropical se resaltó por sus devoluciones cargadas de enseñanzas y con sumo respeto para los competidores del certamen. En la día de ayer, la rubia habló con Diego Leuco en el período «Diego a la Tarde«, por Radio Mitre.

Sus primeros testimonios debieron ver con todas y cada una aquellas promociones que recibió tras relucir en el «Cantando 2020». «Tuve proposiciones fundamentales para este año y estoy muy agradecida, pero me quedé con ‘La Academia’, por el hecho de que tenía la necesidad de moverme. Me agradan los retos y no quedarse estancado», declaró, dejando en claro que decidió admitir la iniciativa de Marcelo Tinelli para sumarse a «La Academia«.

En otro fragmento de la entrevista con Diego Leuco para Radio Mitre, Karina La Princesita recordó sus principios en la música. En ese sentido, valoró el ida y vuelta que tuvo con Leo Mattioli, con quien grabó una canción en sus principios en el rubro. «Leo Mattioli se encuentra dentro de los tres mucho más enormes de la Movida Tropical y el mucho más desprendido. Me dio varios consejos como por servirnos de un ejemplo que luche por ser una artista sin dependencia», valoró.

Cocina Diabetes

Después, la exjurado del «Cantando 2020» reconoció que comenzó a redactar canciones en el momento en que tenía 12 años, si bien su vergüenza le impedía darlas a entender. «De grande me solté para cantar en oposición al público», manifestó. También, logró hincapié en que su enorme cable a tierra es el canto. «Probé con terapia y otras cosas, pero no me crea tanto confort como cantar», aseveró.

Finalmente, Karina La Princesita recordó sus experiencias a lo largo de la pandemia de coronavirus. «Volví el 13 de marzo y mi niña se quedó con el padre pues debí realizar una cuarentena. Estuve tres o 4 meses sola y… quedé mucho más ida de lo que se encontraba», contó, al paso que confesó un aspecto íntimo: «Si no me muevo, me deprimo, pues mi cabeza no para, soy muy activa».



Fuente

Apuesta Exitosa