Suarez se aburrió y se desconectó

A Rodolfo Suarez le resultan aburridas las largas deliberaciones. Tanto que llegó a mantener que en algún momento se “aburrió” en nuestra Casa Rosada, más allá de que allí protagoniza asambleas de prominente nivel, nada menos que con el presidente Alberto Fernández y sus ministros. Suarez, de hecho, es reactivo a la rosca desde hace tiempo y esta semana lo dejó claro otra vez.

El gobernador compartió una videoconferencia con Fernández y todos y cada uno de los gobernantes donde anticipó su rechazo a la aplicación extendida del toque de queda sanitario nocturno. Solicitó que haya salvedades y mencionó que en Mendoza el desarrollo de contagios no es alarmante, puesto que el número de casos no es prominente y a la par sigue en bajos índices la ocupación de camas de los centros de salud. Mas en un instante el diálogo virtual se realizó bastante film (duró más de tres horas) para el gusto del mendocino. Tanto que, en la mitad de los diagnósticos explicados de sus pares y la polémica que produjo su discrepancia sanitaria, sorprendió con un pedido: solicitó desconectarse antes que finalizara la asamblea. Como es natural que le brindaron “permiso” y Suarez ha podido escapar del “prominente” videochat, para seguir con su historia.



Apuesta Exitosa