En el marco del aumento de casos de coronavirus en Argentina, Martín Barrionuevo analizó la situación y afirmó: «Estamos ante un marcado crecimiento en los últimos tres días de la semana». En ese sentido, sostuvo que «si bien en esos días tuvimos un salto importante, el crecimiento viene de antes» y subrayó: «La realidad es que esa preocupación que es general en todo el país, se profundiza en el Amba». En ese marco, el dirigente relacionó a la suba de contagios con la vuelta a clases presenciales.

Esta mañana en diálogo con Pablo Duggan en el programa Buenos Vecinos de Radio 10, el legislador detalló que ese incremento se produce con más enfásis en el Gran Buenos Aires y precisó: «Si uno compara los 14 días previos versus los 14 días posteriores, en el Amba el crecimiento es superior al 40%». En cuanto a esa cifra, explicó: «Tenés 45% en la Ciudad de Buenos Aires, en el interior bonaerense todavía está relativamente estable, pero la zona norte del Conurbano está con un crecimiento del 60%».

Cocina Diabetes

En esa línea, reconoció: «Con lo cual la preocupación es genuina, es marcada» y agregó: «Se ve hacia adentro la composición de ese crecimiento» aunque destacó: «Se ve como algo positivo o no tan negativo, que no están aumentando tanto los casos en los adultos mayores» y explicó que el alza «se está dando fundamentalmente en los menores de 18 años y en la franja hetarea de los que volvieron a trabajar».

Y agregó: «Estos últimos pueden ser los padres de estos menores». Por lo tanto, sostuvo que «lo que se está dando de manera bastante marcada» es que en esta segunda ola contraen el virus aquellos que no lo habían padecido en la primera. El entrevistado recalcó que estos casos tienen lugar en el contexto de la vuelta a las clases presenciales y resaltó: «Muestra no solo un mayor vínculo entre los chicos, muestra mayor movilidad, mayor uso del transporte público».

Al ser consultado sobre si el regreso de los alumnos a los colegios estuvo relacionado con en el aumento de cuadros en la Ciudad de Buenos Aires, el senador fue tajante. «Yo no tengo dudas que la presencialidad influyó» y recalcó: «Se sabía que eso iba a suceder, se asumió el costo- beneficio y se decidió asumir ese costo por una demanda social, después discutamos si está bien o no, pero nadie que haya optado por ésto, puede haber pensado que no iba a suceder».





Fuente

Apuesta Exitosa