A un año del inicio de la pandemia, las fronteras siguen cerradas en muchos países, y los turistas del vino y otros trotamundos solo pueden soñar sus futuras exploraciones desde casa con una copa en la mano.



Apuesta Exitosa