Este año, desde el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) comenzó a implementar una nueva metodología para prever la producción de uva 2021, incorporando en las mediciones a organismos públicos y entidades privadas de todas las regiones vitivinícolas del país.

Así también, y considerando la diversidad existente en la producción, es que este es el primer año en el que se decide entregar de manera diferida los informes de previsión de cosecha para las provincias de San Juan, La Rioja, Catamarca y Salta, respecto de Mendoza, Neuquén, Rio Negro y La Pampa, determinado por la anticipación natural en la maduración que tienen las uvas en las distintas zonas.



Apuesta Exitosa