China puso a prueba su sistema de defensa antiaérea y ha realizado un lanzamiento de misiles antibalísticos (ABM) este jueves para evaluar su aptitud de interceptar y derruir un misil del enemigo en pleno vuelo. El Ministerio de Defensa del país asiático calificó la prueba como triunfadora y precisó que fue efectuada en las fronteras nacionales.

Los militares chinos no mostraron datos técnicos de la publicación, pero resaltaron que la prueba fue de carácter defensivo y no se encontraba apuntada a ningún país particularmente. 

Temas



Apuesta Exitosa