Se llama vino al peso a aquel que se comercializa en un envase mayor a 10 litros con la intención de ser fraccionado en destino, así sea por otra bodega en el país o un lugar en el extranjero, logrando ser antes usado para progresar o generar un nuevo corte de vinos (blend) o envasarse de forma directa sin cambio alguno en botellas, latas de aluminio o bag-in-box para el cliente final.



Apuesta Exitosa